Conectarse

Recuperar mi contraseña

Staff
Últimos temas
Últimos temas
» Llegada a un posible nuevo hogar
Miér 18 Nov - 22:07 por EarthLrd

» Torbellino en la taberna
Mar 3 Nov - 17:29 por Akatsuki

» soy el nuevo
Dom 1 Nov - 14:34 por Cyndir Aiden Tarandil

» Mis dibujos
Vie 2 Oct - 9:43 por EarthLrd

» Reglamento General
Vie 2 Oct - 8:27 por EarthLrd

» Registro de avatar
Vie 2 Oct - 8:10 por EarthLrd

» una segunda oportunidad
Vie 25 Sep - 20:44 por Kiba Yuuto

Los más activos

una segunda oportunidad

Ir abajo

una segunda oportunidad

Mensaje por Kida Edesa el Jue 10 Sep - 20:00

Luego  de que Hibari se fuera, me quedo pensando unos minutos, ya que todo había pasado demasiado rápido,  sin más que decir tomo mis cosas y me dirijo al gremio, que razón había para quedarme en la playa  y encima sola “-intentare compensar a mi amigo la próxima vez que lo vea, al menos, no haré preguntas que lo pongan de esa forma, o le comprare un helado-“ respiro muy profundo mientras mis pies no se detenían  y mi mente tampoco tenía intenciones de hacerlo, fue tan así, que sin darme cuenta había llegado al gremio más rápido de lo que pensaba –vaya, el camino de regreso sí que fue realmente corto- desde  fuera se escuchaban los gritos, como era ya costumbre algunos de los miembros de Fairy Tail, discutían otros parecían estar muy alegres,  ya dentro y sin pedir nada de beber me dirijo hacia el tablón general de misiones,  era obvio que mis intenciones eran quedarme  poco tiempo en el gremio pero ya había descansado lo suficiente,  de repente mi mirada se clava en una misión, la leo con atención, varias veces, al parecer no comprendía mucho que era lo que solicitaba y el por qué, tomo el papel y me siento en un rincón, para no molestar la emoción de los demás -¿Cómo puede ser posible? ¿ Me atreveré a regresar, luego de todo este tiempo?- me replanteaba todo, estaba con una mezcla de sentimientos, que intentaban salir todos al mismo tiempo, pero el que  mas sentia era el terror es decir, el saber que, buscaban ayuda, para esto, y al mismo tiempo al ser un pueblo elfico  pequeño y muy austero, el cual no dejarían pasar a nadie si no lo viesen necesario, o que fuese digno por así decirlo, eran  reglas que al parecer llevaban mucho tiempo,  pero existía la posibilidad de que eso  haya cambiado  me levanto, y salgo pero lo hago muy lentamente, solo esperaba que  todo fuese más tranquilo que aquella vez, mientras intentaba hacer memoria de como tenia que ir, es decir por donde   -Mi dialecto esta un poco  oxidado, ¿como era esa frase que me decía mamá?-, continuo  con los pensamientos intentando traer a colación esa frase, mientras el sol  iluminaba todo el lugar, la brisa  arrullaba  los arboles, que no podían pedir mas que ese hermoso clima cálido-lo tengo, creo, si mi memoria no me falla la frase era: Ú i vethed... nâ i onnad, no sé por qué no lo pensé antes, tan complicado no era, ademas es  cierto, lo que me decía, y mi elfico no esta tan oxidado como pensaba- con una nueva motivación por esa frase que me decía mi madre o por lo menos  lo recuerdo de esa forma,  continuo el viaje,  mientras en mi mente  estaba la frase"- Esto no es el final... Es el comienzo-", todo estaba tranquilo hasta que desde las nieblas de los tiempos lo profundo y lo elevado el lugar se torno con un aire de misterio, o posiblemente eso me pareció aunque también podría  pasar que este exagerando, el acceso al  lugar no es tarea fácil,  ya que había  arribado por una de las rutas más utilizada es la que recorre el río  Ered  desde el pueblo Ossiriand, -¿a quien se le habrá ocurrido ponerles estos nombres tan raros?- serca de  allí se ubicaba  un cómodo sendero que debía abandonar  llegando a un lugar que los elfos solían llamar  "Batuda" para ganar altura a un sendero tallado en la roca. La parte final llena de maleza es de difícil transito;   mientras caminaba por esos lares me di cuenta que  estaba  dirigiéndome por la entrada mas difícil de todo Basel,  -Espero que sea el camino correcto- el lugar se tornaba cada vez mas familiar, era esa parte del bosque en la que solía jugar de pequeña, pero había algo en el aire,  me sentía  que me estaban observando -tranquilízate niña, estas sola nadie te mira, solo espero que no falte mucho-

_________________

avatar
Kida Edesa



Joyas : 12200
Femenino
Mensajes : 241
Edad : 23
Fecha de inscripción : 18/07/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: una segunda oportunidad

Mensaje por Kida Edesa el Vie 11 Sep - 19:35

Una parte de mi intentaba convencerme que estaba sola, en el bosque, pero otra pequeña pero muy molesta parte de mi me decía todo lo contrario, me sentía como si actuara como una neurótica, por pensar esa tontería "es una locura lo que dire pero creo que debo hacerlo así saldré de la duda que tengo-", paro definitivamente,  suspiro, intentando escuchar la canción de los pájaros, eso era algo que en realidad me calmaba algo, giro sobre mi propio eje, y es cuando paso, vi  a la criatura mas espantosa, nunca pensé que me encontraría algo así, -esto no puede ser, se que hay animales de todo tipo pero por favor,  linda y tierna ardillita, no hagas que te mande a volar-, realmente tenia  ser una broma, por que  debían estar estos animales es ese sitio, es decir no eran propios de allí, me estaba poniendo nerviosa, y temblaba levemente, me alejo levemente, hasta que en la base de mi espanda siento algo metálico - ¿Ma istal quet’ Eldarin?,¿Man esselya ná?- era una voz profunda, que se acoplaba a los murmuros de los arboles, que con  sus movimientos, parecían hablar, o eso se solía creer, era claro que me encontraron solo espero que no se comporte como salvajes,-si, hablo elfico, pero solo lo hago en ocasiones importantes, y con quien valga la pena, te daré mi nombre si primero me dices el tuyo-, era consciente de que me tomo por sorpresa, y que ademas me estaba comportando algo orgullosa, pero no era momento, de ser amable,  me volteo  y miro a quien  me hablo, era un elfo de cabello gris, piel pálida, ojos claros y una nariz algo grande, lo analizaba, tenia la leve sensación de que lo había visto en algún lugar  -Dain, tranquilízate, después de todos estos años parece que no sabes como comportarte con una chica, ademas seguro se perdió y busca ayuda-, doy un soplido ya que la aparición del otro elfo era entre un alivio, por que me ayudaba pero por el otro era molesto ya que no creía necesario que apareciesen tantos, y que ni si quiera me diera cuenda de donde salían -no estoy perdida, me dirijo a Basel, pidieron ayuda a mi gremio, ambos me miran, como si no dieran crédito de ello, pero aun así el segundo elfo, se ofreció a escoltarme hacia la ciudad elfica, aunque el supuesto Dain,  no estaba muy convencido de que fuese de mucha ayuda, fue con nosotros, y claro en el camino, les digo a donde pertenezco, y cual es mi tipo de magia, ellos por su parte me dicen sus nombres y alguna de sus actividades, y claro me mencionan alguna de sus costumbres,-mientras estés aquí, podrás disfrutar de algunas comidas del lugar, solo intenta no, hacer muchos líos, ya que para eso esta Dain, oye, espero que no te ofendas ni nada, pero me recuerdas a alguien que conocí hace mucho tiempo- su comentario me resulto particularmente extraño,  ya que no sabia a quien podría parecerme, Dain, por su parte palideció  ante tal comentario parecía que se dio cuenta a lo que su amigo hacia referencia, cuando iba a preguntar  - ya llegamos, solo debes hablar, con alguno de los superiores, que solo te dirán en donde te quedaras y listo es todo, que tengas suerte- parecía que quería desaparecer y dejarme a mi suerte cosa que no me molestaba ya que estaba siendo algo grosero,  saludo a ambos, y hago un gesto de agradecimiento por su ayuda, Soren se disculpo en nombre de su amigo, y se retiro, para reencontrarse con su amigo que se había alejado un poco, ya nuevamente sola me dirijo a buscar información, para comenzar mi trabajo de una sola vez, pero me sentía rara estando allí, el nudo en mi estomago se hacia cada vez mas grande -espero que todo salga bien- y de esa forma comenzó mi nueva aventura

_________________

avatar
Kida Edesa



Joyas : 12200
Femenino
Mensajes : 241
Edad : 23
Fecha de inscripción : 18/07/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: una segunda oportunidad

Mensaje por Kida Edesa el Dom 13 Sep - 14:51

Al solicitar información con respecto de donde  debería alojarme, y lo que tenía que hacer, debo reconocer que muchos datos extra no me dieron, lo que hacía a todo el asunto muy entre aburrido, y casi sin sentido -¿por qué no le dirán que tenga más cuidado?, es decir, ya que  al parecer inventa cosas porque no hará algo como una poción con algo de buen aroma- aunque  parecía enfrascada en ese pensamiento había algo que me  no me dejaba concentrarme en lo que realmente tenía que hacer, en como arribar la misión, que era mi punto principal, sin embargo mi mente de a ratos divagaba, en las dos personas que había conocido hace un par de horas atrás, Soren era agradable, pero el otro elfo, Dain me hacía sentir algo extraño,  era algo inexplicable, era como si fuese algo importante, de mi pasado, o alguien a quien debía apreciar por el resto de mi vida, no sé por qué tenía la necesidad, de conocer más de su persona –entonces, deberé hacer algo al respecto, y será mejor que lo haga cuanto antes,  mientras este en este sitio- ahora lo que debía pensar era como hacer para que no me descubra ese vecino inventor , ubico mi mano en mi nuca esperando a que una idea surgiese, era medio tonta, me reacción, pero debía intentarlo, -Es bueno ver como la ayuda que pedimos, está planeando una estrategia- me estremecí al escuchar esa voz, aunque era una que ya conocía, al darme vuelta veo a Soren, sonriendo amablemente –eh, si, algo así, oye ¿sabes dónde se encuentra la casa de Kendra? Me dijeron que debo alojarme allí– al preguntar siento como la timidez se apodera de mí, lo cual era raro ya que normalmente tenía un poco mas de carácter, se quedo sorprendido y de repente se pone serio, aunque parecía que tramaba algo, -sabes algo, porque no vas a la casa de Dain, creo que Kendra aun no vuelve de  su búsqueda y no sé cuánto tiempo tardara,  y supongo que será bueno para ti como para ese cabeza dura, que se conozcan un poco- eso ultimo me resulto extraño, y claro me dio a confirmar que tramaba algo, mostrando algo de complacencia, asiento, y lo sigo –Soren, si quieres puedes responderme, la última vez que nos vimos dijiste que me parezco a alguien y… ¿y quería saber  a quién me parezco? , y seguro debe ser alguien importante, para tu, amigo, ya que actuó un poco raro después de ello- guardo silencio, unos minutos parecía que hacía tiempo no  hablaba de ello,  en el semblante del elfo, había un dejo de nostalgia y tristeza aparente -Falta poco para llegar, que el tamaño del lugar no te engañe, en este sitio se encuentra mucha magia, que puede no entiendas, y en cuestión a lo que me preguntas lo único que te diré, es que te pareces algo a la Esposa de Dain, es por eso que él reacciono de esa forma, y no debería decir mucho ya que no me corresponde dar tantos detalles al respecto,  y es aquí- me muestra  la  entrada de la casa, la cual era muy simple, como todo el lugar, pero por lo que me habían explicado el valle o sitio estaban protegidos por encantamientos élficos, que hacían que los ríos aledaños se alzaran y rechazaran a los invasores, lo que hacía que todo el lugar fuese muy acogedor,  aunque  parecía que  en esa casa en particular se encontraba más de  lo que parecía  es decir parecía que  existían unos hermosos jardines al   sur de la casa, "-a que se referirá, con eso de magia, ¿y Dain estaba casado?, vaya sorpresa, el gruñón, tiene corazón después de todo, es hora-" golpeo la puerta mientras espero, me despido de mi acompañante, lo que no sabia que esa tranquilidad duraría tan poco, Ya que el susodicho gruñón salio, y para su sorpresa, me encuentra a mi,  y antes de que pudiera hablar, lo saludo, para luego explicarle que hacia allí, -Esta bien, puedes pasar, si es necesario, la casa del que debes ver es aquí junto- , señala la casa que estaba del lado este, al mirar la casa,  siento el primer estruendo, y me percate del por que pidieron ayuda, esto sera muy difícil, -¿que estas esperando? entra de una vez, no tengo todo el día- , me había llamado la atención de una forma muy grosera por así decirlo, y claro no iba a permitir que  se saliera con la suya, luego de  estar dentro de la morada -Dain, ¿cierto?, mira no te caigo bien, y no me estas cayendo, bien, pero si voy a estar aquí, por lo menos deberías ser un mejor anfitrión, y dejar de tener ese mal genio, si  lo intentas, te prometo, no hacerme notar y  claro haré la misión en pocos días, ¿es un trato?-, que es lo que  hice, me estaba comportando como una tonta, orgullosa, pero había algo de su carácter terco que me hizo reaccionar de esa forma, mientras me sentía entre incomoda, molesta y algo  ridícula, para sorpresa de ambos lo único que escucho de su parte es un -hecho, siéntete cómoda de estar aquí- , todo resulto tan rápido y fue tan raro, "-esto sera algo incomodo pero es hora de comenzar-" le doy una sonrisa nerviosa, intentando agradecerle el escucharme, lo único que me dice  como un ultimo comentario fue, el lugar en donde dormiría y que es lo que comeríamos, luego de ello  se retira hacia la parte de atrás de la casa, lo que me dejaba lugar y tiempo para comenzar el trabajo de forma definitiva  y no tenia tiempo que perder.

_________________

avatar
Kida Edesa



Joyas : 12200
Femenino
Mensajes : 241
Edad : 23
Fecha de inscripción : 18/07/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: una segunda oportunidad

Mensaje por Kida Edesa el Lun 14 Sep - 19:54

No tenía ni idea de cómo, hacer las cosas,  buscaba respuestas,  pero como era el primer día tenía que ver que clases de cosas hacia, desde las explosiones, con qué frecuencia se escuchaban y cada tanto se  sentían los olores de las pociones o lo que sea que haga en su casa -¿cómo hare para averiguar lo que necesito?   Si no sale de casa- me estaba volviendo histérica, caminaba por toda la casa sin dejar de ver todas las cosas que tenía el dueño de la misma, hasta que veo la foto de una mujer rubia muy hermosa, mientras más la miraba más me daba cuenta lo mucho que me parecía a ella,  me daba un poco de miedo, llegue a sentirme mal  por haber reaccionado mal hacia un rato atrás -¿no deberías estar haciendo la misión en vez de hurgar cosas ajenas? – al parecer el dueño de la morada estaba de vuelta y su carácter n había cambiado en absoluto –necesito distraerme un  poco me ayuda a pensar, ya veo por qué reaccionaste de esa forma, te la recuerdo mucho de seguro- al parecer mi comentario no le agrado más de lo que le agradaba mi persona – mira si fuera tu no me metería en asuntos que no me interesan, además que me la recuerdes o no,  no es tu asunto, haz tu trabajo, ¿quieres? – Por más de que su forma de decirme lo que debía  hacer  resulto ser en tonalidad de regaño el  elfo tenía razón y vaya que la tenía - está bien, es cierto,  debo tener mi mente ocupada en lo que me es importante, pero, solo responderme una cosa, claro si quieres, pero ¿qué ocurrió con ella?- no responde  a mi pregunta lo único que hace es darme unas palmadas en mi hombro  y solo dijo -“Galu y  No dirweg!”-, lo que me sorprendió  algo, ya que me deseaba suerte y sobre todo que tuviese cuidado, claro que tendré cuidado,  sonrió levemente y salgo  examino detenidamente  la casa bueno  lo que se podía  su parte externa,  en eso veo una pequeña ventana  muy al  ras del suelo parecía  que esa era la ubicación del sótano , no me quedaba más opción, tenía que entrar sin que el dueño me viera.   Con cierta agilidad y torpeza me escabullo por esa ventana que había visto, claro al hacerlo tropiezo  golpeándome, las rodillas, camino por todo el sótano, o lo que creía ya que había un desorden excesivo -¿acaso este hombre nunca limpia?, es una pregunta algo  obvia- el tipo era un inventor había cosas de todo tipo allí, desde juguetes, pociones, y otras cosas que no tenia ni idea de lo que eran, sigo caminando y observando en lo que podía ya que no había mucha iluminación, en lo que va de la investigación  me golpeo el dedo pequeño del pie, intento tomarme del pie pero al hacerlo y con el poco espacio que había caigo estrepitosamente al piso, llevando conmigo algunas cosas que se encontraban cerca, -por todos los valar, al parecer  en este día, el  suelo se empeña en tenerme cerca, de si-, lanzo un bufido, e intento levantarme, rogando que el dueño del lugar, no halla oído el ruido, "-por favor que sea algo sordo-", aunque mi corazón palpitaba a mil,  y mis nervios que tampoco me ayudaban, intentaba mentalizarme que todo saldría bien, siento los pasos, pesados, pero firmes, parecían estar  demasiado , cerca, un hedor a café embriagaba el aire, lo que no me molestaba ya que me gusta el café y su respiración se sentía  fuerte, enérgica, que  resoplaba con mucha emoción,  me volteo, una persona  de pequeña estatura, un bigote de morsa que resultaba muy gracioso y                    un estomago algo amplio, como su frente,  me sonríe, -Bienvenida, ¿has perdido algo mi pequeña niña?- su aliento  no era muy bueno, y menos el olor a humedad que tenia su ropa

_________________

avatar
Kida Edesa



Joyas : 12200
Femenino
Mensajes : 241
Edad : 23
Fecha de inscripción : 18/07/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: una segunda oportunidad

Mensaje por Kida Edesa el Jue 17 Sep - 19:36

Era sorprendente, me habían descubierto, y lo peor de todo que fue apenas entre  al lugar, sentia que  estaba fracasando rotundamente, ademas  no sabía cómo reaccionar, quería que la tierra me comiese en ese preciso instante, y lo más extraño de todo es que no parecía enojado, más bien todo lo contrario, su emoción y optimismo era muy notable, además de parecer una persona muy amable, aunque parecía que hacía días que no se cambiaba la ropa “-debo pensar que decir cuanto antes, terminare con éxito esta misión, creo-“,  intento parecer calmada, respiro hondamente, pensando y  hasta analizando lo que diría, cuales serian las palabras exactas al hablar, mientras el hombre, me miraba fijamente, parecía que no me dejaría salir hasta que le diese una respuesta lo suficientemente convincente, claro esta si es que me dejaba salir, --etto… no se me ha perdido nada señor, espero que no mal interprete que haya irrumpido en su morada abruptamente pero…-deteniéndome en ese preciso instante, continuaba sin saber que decir, los segundos pasaban, parecían mas rápidos de lo usual, me  estaba distrayendo, con la sonora respiración del hospedador de la casa -no estés nerviosa pequeña, se que el lugar parece poco acogedor, pero realmente es todo lo contrario, ¿quieres tomar un té?, y así me dirás que haces aquí,  y no te preocupes, no he pensado mal de ti, soy incapaz de pensar de mala forma de cualquiera de este lugar- esto ya era demasiado, al parecer no era un mal tipo, solo  hacia inventos, espero que pueda mediar un poco la situación, pero todo esto me daba  un poco de mala espina, esperaba que solo sea una una mala impresión, al parecer instinto no estaba siendo muy bueno ese día, al subir las escaleras, me percato de que el hombre tenia razón, el lugar era muy acogedor, había mucha iluminación, muebles de madera, parecía que él mismo los hubiese tallado y si fue así, es sorprendente, hacia mas cosas de las que podría aparentar. El hombre de cabellos desordenados me invita a sentarme-es maravilloso que estés aquí, lo digo por que eres mi primera invitada, así que en tu honor haré una fiesta de té-, la situación se estaba tornando un poco incomoda, ya que al saber que que era la única que había entrado a su casa, ya sea para ver que hacia o de visita era algo triste, tomo asiento, en un sofá individual,mientras esperaba a que el señor, regresara con el té, lo que me daba tiempo a pensar que es lo que diría y como afrontaría todo el conflicto.

_________________

avatar
Kida Edesa



Joyas : 12200
Femenino
Mensajes : 241
Edad : 23
Fecha de inscripción : 18/07/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: una segunda oportunidad

Mensaje por Kida Edesa el Miér 23 Sep - 19:57

me levanto del sofá y me dirijo a la cocina, con cierta lentitud pero con mucha seguridad -Para ser una elfo eres demasiado seria, ¿sabias eso?, y eso que he conocido a muchas personas-, el comentario que acababa de hacer me resulto extraño, me sorprendió-¿disculpe?, creo que se ha confundido señor, yo no soy una elfo, nuca lo fui, en fin, quisiera ayudarlo a llevar las cosas antes de responder a la pregunta que me hizo hace momentos atrás-, aunque había cambiado totalmente de tema, el señor me miro incrédulo ante mi frase o mas bien casi afirmación de no ser lo que él había dicho, pero  a su vez parecía interesado, y era mas que claro que haría mas preguntas al respecto. Minutos después llevamos las cosas par tomar el té y nos sentamos uno en frente del otro, ¿y bien?, ¿qué haces aquí?- sorbo una taza de té, mientras  le sonrió, de cierta forma era una sonrisa triste, solo esperaba que lo que diría  a continuación pareciese creíble -visito a unos familiares que tengo aquí, y al llegar, sentí unas explosiones, y olores raros, creí que había sucedido algo malo, por eso entre, disculpe, no quise molestarlo-, sabia que mentía y la culpa me estaba matando, pero ya que me descubrieron, supuse que no debía saber cual era la verdadera razón por la que entre sin avisar, solo era por esta vez, -que amable, no te preocupes no estoy molesto, solo un poco asombrado, ya que supuse que  a cada nueva persona que viniese aquí le dirían que soy un inventor loco- , intente parecer sorprendida, un poco lo estaba era al primer inventor que conocía, aunque su apariencia no era de las mejores me pareció que es una persona interesante, solo debía medir mis comentarios - aun no entiendo como es que no me han echado de este hermoso lugar, digo con las  explosiones, los olores  de las pociones, por mis actividades me han sacado de muchos pueblos ya-, eso me hizo sentir aun peor, ya que estaba completamente solo, sin familia ni amigos, nada, pero podría ser que tuviera familia en otro lugar, solo que para no  molestarlos  se fue, no sabia como actuar-seguro, que no lo han sacado de aquí, solo por que habrán notado que es buena gente, pero..., ¿usted esta cómodo en este sitio verdad?- el hombre haciente con firmeza, mientras toma un largo y sonoro sorbo de té, -bueno, haga como guste, pero... si esta cómodo en Basel, ¿por que no hace sus actividades en un sitio alejado de  esta ciudad?, es decir, va trabaja y cuando termina regresa a descansar, digamos que es una forma de asegurare de que no lo echen- luego de escucharme decir eso, de proponerlo mejor dicho me sentí una boba, ya que era una idea muy tonta, absurda en todo sentido, tomo un panecillo y como un poco, mientras desviaba la mirada, esperando una respuesta.

_________________

avatar
Kida Edesa



Joyas : 12200
Femenino
Mensajes : 241
Edad : 23
Fecha de inscripción : 18/07/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: una segunda oportunidad

Mensaje por Kida Edesa el Miér 23 Sep - 20:24

- me parece una excelente idea, iré a hablar ahora, para avisar que no haré mas ruidos y demás cosas a todo esto¿como te llamas? mi nombre es Trebor, ¿cuando te iras?- era inminente,  a este hombre  se le decía cosas sencillas, en relación a las ideas y se convencía con facilidad de ello, o eso parecía, era cierto no me había presentado, y  el señor tenia un nombre realmente encantador -Mi nombre es kida, es un gusto, no se moleste yo hablare en su nombre, usted tiene muchas cosas por trasladar, por lo tanto debe guardar mucho de sus inventos- me levanto, dado por terminada la conversación, quería ver que cara ponían los demás del tribunal al saber que logre arreglar las cosas,-aun no me respondiste,¿cuando te iras?, es que  se que  te conozco hace poco pero pareces simpática, me gustaría, considerarte una amiga, ¿puede ser?-  salia de un pequeño problema y me sentía que entraba en un minúsculo embrollo, pero tenia razón, no conteste todo eso, -lo mas probable me iré en un par de horas, la visita era corta, y seria un honor, que me considere su amiga, y me gustaría tener el privilegio de tener a un buen amigo como usted- , tenia la leve sensación, de que estaba siendo demasiado cordial, con  Trebor, cuando me estaba por ir de su casa me  agarro y abrazo, e izo prometerle que le escribiría cartas, cada vez que pudiera, salgo de allí, y me dirigía, hacia el tribunal a decirles lo que sucedió, pese a que todo fue excesivamente rápido, nunca vi a un hombre tan feliz con una idea muy sencilla. Hablo con los del tribunal, y luego de tener una charla mas larga de lo normal y encima en elfico, aceptaron, la propuesta del científico loco. Al terminar eso, regreso a la casa de Dain y para mi sorpresa él se encontraba allí, -es un lugar chico y como tal, se que te vas,... quería decirte que ... yo...- , al parecer iba a decirme algo importante pero antes de que dijese algo mas -mira, no hace falta que me digas algo, eres una buena persona aunque paresas malo, solo vives de un dolor pasado, mientras mantengas los buenos recuerdos en tu corazón, volverás a ser feliz y a amar- , lo saludo con amabilidad, lo abrazo, y al hacerlo sentí como si lo conociese de alguna forma, pero omití ese sentimiento y de esa forma me fui de mi ciudad, esperando regresar algún día y quedarme una temporada completa

_________________

avatar
Kida Edesa



Joyas : 12200
Femenino
Mensajes : 241
Edad : 23
Fecha de inscripción : 18/07/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: una segunda oportunidad

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.