Conectarse

Recuperar mi contraseña

Staff
Últimos temas
Últimos temas
» Llegada a un posible nuevo hogar
Miér 18 Nov - 22:07 por EarthLrd

» Torbellino en la taberna
Mar 3 Nov - 17:29 por Akatsuki

» soy el nuevo
Dom 1 Nov - 14:34 por Cyndir Aiden Tarandil

» Mis dibujos
Vie 2 Oct - 9:43 por EarthLrd

» Reglamento General
Vie 2 Oct - 8:27 por EarthLrd

» Registro de avatar
Vie 2 Oct - 8:10 por EarthLrd

» una segunda oportunidad
Vie 25 Sep - 20:44 por Kiba Yuuto

Los más activos

Viviendo en la Mansión Scarlet Devil. [Parte I]

Ir abajo

Viviendo en la Mansión Scarlet Devil. [Parte I]

Mensaje por Invitado el Jue 12 Dic - 12:38

Atención: En los sucesos que se relataran en este Fanfic Sakuya tendrá los poderes que se muestran en los juegos de Touhou Project, en otras palabras podrá volar, manipulación del Tiempo y Espacio y por último la invocación de cientos o hasta miles de cuchillos. Eso es todo.

Capítulo I:

Era un hermoso día en la Mansión Scarlet Devil, en los jardines las flores se mecían junto con la suave brisa, el día era cálido y el sol brillaba como siempre, pero en el interior de la lujosa mansión se aseguraban de tener las cortinas y ventanas cerradas para que entrara una cantidad de iluminación mínima, unos pasos apresurados se escuchan en el interior y de pronto una chica de cabellera rubia y sombrero de bruja aparece montada sobre su escoba y con un libro en su mano tratando de escapar de otra chica de cabellera color purpura que la seguía volando gracias a su magia.-Marisa, devuélveme ese libro.-La rubia llamada Marisa esquivó una bola de fuego que había sido lanzada por la pelipurpura.-Hoy me siento mucho mejor que ayer, por lo que recuperaré ese ejemplar.-Ambas continuaron su persecución varios minutos hasta que Marisa se detuvo en seco al terminar en un pasillo sin salida.-E-espera Patchouli, ya he tomado libros de tu biblioteca antes ¿por qué esta vez no?-La llamada Patchouli frunció el ceño mientras levantaba su puño y lo apretaba con fuerza.-¡Porque lo tomaste sin mi permiso, mientras yo lo estaba leyendo!-Marisa entonces lanzó el libro por los aires y Patchouli trató de atraparlo, pero la brujita rubia fue mas rápida y lo atrapó mientras conseguís escapar de nuevo, la pelipurpura entonces llegó al límite de su paciencia.-¡¡Sakuya, ayúdame!!-Y casi de inmediato una sirvienta de cabello plateado y ojos azules oscuros apareció haciendo una reverencia-¿Que necesita señorita Patchouli-sama?-Enseguida obtuvo la respuesta.-Sakuya, por favor, Marisa entró de nuevo a mi biblioteca y tomó un libro muy importante, recupéralo cueste lo que cueste.-La pelipurpura se posó sobre el suelo mientras se llevaba una mano al pecho, nuevamente la pobre sufría uno de sus conocidos ataques de asma, Sakuya asintió no sin antes llamar a otra sirvienta para que ayudara a la bibliotecaria. La sirvienta jefa alzó vuelo en la dirección por la que había escapado la rubia, cuando la encontró estaba a punto de salir por una ventana así que invocó un cuchillo en su mano y lo lanzó con tal precisión que estuvo a un centímetro de cortarle el cuello a la bruja.-¡Oh, Sakuya! Jeje...que sorpresa verte aquí ¿no? Etto...¡ya me...!-Pero antes de hacer nada Sakuya detuvo el tiempo y tranquilamente se acercó a la rubia y cerró la ventana por la que pensaba escapar, tomó a la brujita por el brazo y como estaba congelada en el tiempo no le fue para nada difícil. Llegaron a la biblioteca y la peliplateada volvió a hacer fluir el tiempo.-¡...voy!-Pero cayó al suelo ya que no tenía su escoba, la cual ahora estaba en manos de la sirvienta jefa al igual que el libro que había tomado.-¡Oye, devuélveme la escoba y el libro!-Trató de recuperar ambos objetos pero Sakuya los levantó en el aire con su mano y con la otra apartó a Marisa, la peliplateada era mas alta.

Patchouli apareció tras una estantería de libros y le lanzó una mirada de reproche a Marisa.-Si quieres tomar un libro solo debes pedírmelo, no vuelvas a tomar mis cosas sin permiso.-Marisa se sentó en el suelo y se cruzó de brazos haciendo un puchero.-Iba a devolvértelo en menos de un mes, eres la única a la que le devuelvo las cosas en tan poco tiempo.-Miró en otra dirección y Patchouli soltó un suspiro.-Esta bien, tómalo...-Con un gesto le indicó a Sakuya que le devolviera el libro a la rubia junto con la escoba y así lo hizo, cuando se los entregó la brujita se puso de pie de un saltó y tomó el ejemplar en sus manos junto con la escoba con sus ojos brillando de felicidad.-¿¡De verdad...!? ¡Patchy te quiero tanto, por eso estas entre mis mejores amigas!-Abrazó a la pelimorada y esta tras unos segundos la apartó con suavidad mientras Sakuya se retiraba del lugar.-Espera Sakuya, tengo algo mas que pedirte.-La bruja sintió curiosidad al igual que la peliplateada.-Sácala de aquí como lo haces siempre...-La bibliiotecaria señaló a Marisa y se dio la vuelta para regresar a sus lecturas, Sakuya mostró una leve sonrisa y hizo crujir sus nudillos mientras Marisa retrocedía muy asustada llamando a Patchouli.-¡Pa-Patchy espera, ayúdameeeeeee!-La sirvienta jefa apareció detrás de Marisa con un aire intimidador y con unos brillantes ojos de color rojo.

-Gracias por su visita señorita Marisa, adiós.-Y Sakuya cerró la puerta de entrada principal dejando a Marisa con la cara enterrada en el césped, con una paliza bien merecida y un cuchillo enterrado en la cabeza, esta levantó su rostro del suelo y escupió pasto mientras se ponía de pie y se subía a su escoba para volver a su casa, no sin tambalearse un poco e ir a parar directamente al suelo.-Adiós...Sakuya, la próxima vez tendré mas cuidado...-Y después de ver estrellitas se desmayó.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.