Conectarse

Recuperar mi contraseña

Staff
Últimos temas
Últimos temas
» Llegada a un posible nuevo hogar
Miér 18 Nov - 22:07 por EarthLrd

» Torbellino en la taberna
Mar 3 Nov - 17:29 por Akatsuki

» soy el nuevo
Dom 1 Nov - 14:34 por Cyndir Aiden Tarandil

» Mis dibujos
Vie 2 Oct - 9:43 por EarthLrd

» Reglamento General
Vie 2 Oct - 8:27 por EarthLrd

» Registro de avatar
Vie 2 Oct - 8:10 por EarthLrd

» una segunda oportunidad
Vie 25 Sep - 20:44 por Kiba Yuuto

Los más activos

Prisión eterna

Ir abajo

Prisión eterna

Mensaje por Kiba Yuuto el Lun 28 Oct - 21:21

El error

-Esta es la sentencia que profirió el jurado: serás condenado a la más fría de las prisiones, donde perderás tu cuerpo y tu alma será torturada por los 200 años a los que estas sentenciado.

En ese momento algo se quebró en mi interior, no era solo perder a mis amigos y familias en aquel incidente, sino que se me culpaba sin pruebas de haber sido un villano, aunque primero os contare la historia de lo que fue antes de esto mi alma rota.

Yo era un muchacho de una secundaria de la prefectura de Tokyo, de un Japón dominado por la ONU desde el año 2347 hasta ese fatídico día, el 1 de Junio del 2458, el día de mi 16 cumpleaños, donde se suponía sería perfecto, todo termino siendo mi mayor pesadilla, por cierto mi nombre era Kashiwazaki Keiichi, y vivía con mis dos padres y mi hermana menor, Aoi, en un edificio residencial de 200 pisos, donde vivían la mayoría de mis amigos y amigas y de donde un día desapareció mi mejor amiga, una chica extranjera llamada Anne, quien venía de Inglaterra. Un día un demente vestido con una capucha negra, hizo estallar todo el edificio, matando a todos los sobrevivientes que quedábamos, uno por uno, de la manera más cruel que se le ocurría mientras cantaba una canción que decía "este es camino que la luz tomo, escapando de un gran terror, donde tu mi niño has de vivir, habrá por ti un querubín, que la maldad ha de alejar, mientras a la luz te hará viajar", yo era el último, pero lejos de matarme mientras cantaba esa canción enfermiza, me dijo que este sería el terror sin el cual mi virtud seria impotente, y me coloco la mano en la frente, lo último que recuerdo era un agudo dolor mientras me desmayaba viendo esa horrible sonrisa.

Desperté siendo acusado del asesinato masivo de 5000 personas, ahora que he sido condenado, mi cuerpo se digitalizara por completo junto con mi mente (alma) para ser torturado en un limbo eterno, pero en ese momento, fui transportado a un mundo normal, pero cuando llegue todos me miraban de una forma extraña, yo estaba asustado y uno de ellos me dijo:
-Así que también posees el poder de un Apocalypse guard, eh?
-¿T-te refieres al poder de los que controlan estas pesadillas?-respondí, pero no podía ocultar mi sorpresa, había escuchado hablar de ellos, pero, ¿porque era uno de ellos?
-¿No lo sabes verdad?-en ese momento negué con la cabeza-te lo explicare, los guardianes somos los que mantenemos el orden en este mundo caótico, la pesadilla no existe, solo una gran guerra entre los que quieren el poder, se podría decir que somos el principio del fin del caos, por eso se nos llama Apocalypse guards.
Mientras él hablaba quede con la boca abierta, ¿yo tenía poder? ¿El caos era el nombre de una guerra por tomar el poder?, ¿qué clase de poder podría tener alguien tan débil como yo?.... mientras pensaba en eso escuche una voz muy familiar a lo lejos
-¿Eres tú, Keiichi-san?
Quede en estado de shock, mi amiga desaparecida, el ángel que había sido mi primer amor, ¿estaba encerrada en la prisión eterna?, no, debía ser una broma, pero me atreví a contestar, intuyendo el dolor que me produciría la respuesta.
-¿Anne-chan, eres tú?
-Por supuesto, quede aquí por culpa de un incidente del que fui falsamente acusada, nos llegan las noticias del exterior aquí ¿sabes?, no creo que hayas sido tú el que hizo esa masacre, yo creo en ti, y te seguiré apoyando sin importar que, después de todo eres mi preciado amigo-respondió la chica, al comienzo haciendo unos lindos pucheros y luego con una gran sonrisa.
El hombre que me había hablado primero, al ver la gran sonrisa con la que respondí, me dijo:
-y bien, ¿te unirás a nosotros?
-¡por supuesto, este es el inicio de mi nueva vida, me vengare de ese hombre de negro y descubriré el poder que se me dio para traer orden al caos!-respondí de una manera enérgica, sabía que después de esto no había marcha atrás, este era el inicio del réquiem de una nueva vida.

El verdadero caos


El supuesto caos que era la prisión del limbo eterno, no era más que un mundo dividido en una guerra por el poder, justo como en el mundo humano, también había unos supuestos guardias del orden, Apocalypse Guards, un nombre un poco raro pero eran buenas personas. Por cierto, lo único que nunca espere fue que el ángel que era mi primer amor, Anne, era uno de ellos, y bueno, yo también.

Ella me había explicado que cada uno tenía una habilidad especial, pero me sorprendió que solo hubiera seis y no más de ellos, considerando que más de 50000 personas habían sido apresadas en este lugar, conmigo llegaron al número siete, me esforzare por dar una descripción precisa de ellos porque son realmente impresionante:

-Maebara Kiba: Un hombre de una gran contextura, grandes músculos y una personalidad bastante altiva, tiene el poder de la espada del traidor, puede usar muchos poderes desde esa espada (agua, fuego, demoníaco, etc.), al parecer fue el primero en llegar.

-Toujo Saji: Parece ser el líder del equipo, es muy alto pero bastante flaco y una contextura muy delgada, muy inteligente, calmado y calculador, tiene un poder llamado creador de aniquilación, el cual crea una cierta cantidad de esbirros sin forma que pueden atacar al enemigo, fue el segundo en llegar y el que puso nombre al grupo.

-Medici Dannielle: Una onee-san muy atractiva y alta, aunque tiene una personalidad que sencillamente da mucho miedo, no deja conocer mucho de ella, aunque parece ser una de las ultimas descendientes de los Medici, tiene el poder del control mental, aunque solo funciona con personas que no tengan un poder igual o mayor al de ella, fue la sexta en llegar.

-Arthur: No conozco su verdadero nombre, este seudónimo lo ha usado desde que llego, se cubre con un traje largo y una máscara como las de ópera del siglo XV, su poder es llamado teatro de ensueño, me dijeron que lograba hacer delirar a sus oponentes, al parecer fue el tercero en llegar, pero nunca dice mucho

-Tsubaki Shirone: Es una niña de más o menos 12 años, pero muy inteligente y con una personalidad arrolladora, tiene el poder de "radar" porque puede rastrear enemigos en un área muy amplia, fue la cuarta en llegar

-Anne Jones: Ella es una chica de pelo largo y ojos azules, su cabello es de un color entre el amarillo y el rojo, es muy amable y debería rondar mi edad, al parecer su poder es el más temible de todos, sentencia divina, el nombre le queda muy bien al ángel, pero su capacidad de destrucción es sencillamente demoníaca, fue la quinta en llegar, un mes antes que Dannielle.

Al parecer desconocen mi poder y le pedirán a Shirone que use su habilidad conmigo, puesto que parecer descubrir los poderes de los demás y si estos están activos o dormidos, a decir verdad estoy nervioso, desde que llegue he empezado a escuchar cañones y bombas, es realmente aterrador pero tengo un ángel a mi lado así que no me importa mucho. Shirone de alguna manera parece sorprendida y cae de espaldas y lo único que atino a decir fue:

-Q-q-que t-t-tal poder se te haya entregado es sencillamente i-i-imposible

Cuando le preguntaron qué poder tenia empezó a calmarse y me pregunto:

-Conoces la leyenda del dragón de gales, ¿verdad?

-Sí, pero no veo cómo es que está relacionada a esto, después de todo siempre me gusto la mitología occidental

-Las dos "casas" enfrentadas aquí, parecen haber obtenido los poderes de estos dragones

Me quede mudo ante aquella descripción, si no estoy mal, el famoso dragón rojo duplicaba su poder y el dragón blanco dividía el poder de su enemigo, pero era imposible que esos poderes estuvieran aquí, el solo hecho de existir desafía toda lógica, pero entonces como explicaría el poder del hombre de negro?

-¿P-pe-pero porque me cuentas esto?, ¿qué tiene que ver que tengan estos poderes?

-Porque tú tienes el poder de un dragón también, el poder de la infinidad y la nada, el balance perfecto por llamarlo de alguna manera.

-¿Quieres decir que tengo el poder del dragón legendario de la biblia?, Ophis?-respondí bastante exaltado, una broma eso debía ser

-Básicamente si.- ¿cómo puedes decir eso tan tranquila?, aun así al mirar a los demás estaban igual de sorprendidos que yo, yo había sido débil toda mi vida ¿y ahora resulta que adquirí el poder de un dragón legendario?, no me jodas debe ser una broma, debe ser...

En ese momento Anne me tomo del hombro y me dijo que me tranquilizara, me dijo que ella me apoyaría como lo había hecho antes, un momento, ¿antes? es cierto que he olvidado algunas cosas de mi pasado pero...

-Anne-chan, ¿a qué te refieres con antes?

Su cara se turbo por un momento, ¿dije algo malo?, bueno nunca tuve el tacto para hablar con una mujer, luego sonrió y dijo:

-Es un secreto que recordaras cuando Dannielle te obligue a recordar usando su control mental, después de todo aún no ha despertado ese poder, ¿o sí?, Shirone-tan

-No, pero es porque algo lo retiene, tal vez sean esos recuerdos-dijo Shirone mientras estaba mirándome fijamente, luego añadió- y por cierto no uses el -tan de esa manera.

Sin prestarle atención a la pequeña, Dannielle y Anne estaban hablando, no las escuche pero vi que Dannielle se me acerco y dijo:

-Entraras en un estado como de sueño mientras recuerdes y por cierto ya que seremos compañeros puedes llamarme Danni, ahora duerme.

No tuve tiempo de dar una respuesta cuando ya sentía mi conciencia perderse, justo antes de terminar de dormirme escuche como Anne me dijo:

-Espero, que recuerdes ese primer día en que nos conocimos...

Luego de eso caí en un profundo sueño....

Pasado


Desperté en uno de los pasajes del río por la ciudad, podía ver a un niño pequeño llorando mientras trataba de hacerle creer a los que parecían sus padres que no había hecho algo, en ese momento me di cuenta, ese niño era yo pero yo no recordaba haber tenido esa discusión, ¿que era entonces aquello?, decidí acercarme, era como si no me vieran y llegue en el momento justo en que el chico grito:

-¡¡¡Ustedes están locos!!! yo sé lo que vi, vi como un muerto bajaba por el río, vi como lo tiraba un hombre vestido de traje al río!!, el hecho de que ustedes no estuvieran no me hace mentir, yo soy como el gran Ultraman-en ese momento el hizo una pose-y por eso nunca miento!!

???: desgraciadamente señores, él tiene razón, no solo el sino que esta niña también lo vio y fue a contarme, el cuerpo fue encontrado unas calles más abajo.

En ese momento volví mi vista hacia el lugar del cual provenía la voz, allí estaba un policía y una pequeña niña con el mismo color de cabello de... no esa debía ser ella, después de todo nunca conocí a alguien con el cabello de ese color aparte de Anne, pero, ¿porque yo no había podido recordar nada de esto hasta este momento?

Anne: Fuiste muy valiente el decirle eso a tus padres, sabiendo que te tomarían por loco, chico vecino-kun -No puedo creerlo, lo dijo con un tono de superioridad con un tono casi grosero, ahora que lo pienso cuando ella se molestaba con alguien se ponía de esa manera, por cierto ella solía vivir en el piso de abajo y solía encontrármela en el parque, aunque yo parecía ser su único amigo.

Chico: jumm, nada tiene que decirme una mocosa engreída, tonta y arrogante-recordé lo malo que solía ser yo antes de conocerla-además no tengo porque recibir consejos de una cobarde como tú-dijo eso señalándola y dando una sonrisa muy engreída, como si estuviera disfrutando de su victoria.

-¡¡¿¿entonces así te portas con las personas que te apoyan??!!, eres un idiota mal agradecido-ella hizo una pausa y dijo- seguro ni siquiera serias capaz de mantenerte hablando con una chica y ser su amiga-¿qué clase de estupideces estas diciendo?, tú te convertiste en mi amiga después de todo.

-bien, entonces te apuesto que puedo ser tu amigo, por cierto mi nombre es Kashiwazaki Keiichi, mucho gusto, supongo

-mi nombre es Anne Jones, mucho gusto.

De un momento a otro la escena cambio rápidamente a un cuarto de color rojo y con muchos afiches de Ultraman, ah que recuerdos, era mi cuarto cuando era niño y solía jugar y dibujar con Anne, aquí durante horas, vi que ambos tenían dibujos muy bien hechos, no recuerdo ese en particular, pero creo que era el único dibujo entendible que había hecho en la primaria, yo solía ser el valiente y ella la damisela en peligro cuando jugábamos, después de todo yo era pequeño y no le tenía miedo a nada, cuando terminaron de dibujar eche un vistazo al dibujo de ella, era el dibujo de una pareja casándose, ella siempre tuvo una capacidad casi sobrehumana para dibujar, así que pude notar claramente como ella había replicado nuestros rostros perfectamente, pero ella dijo:

-Primero tú!, recuerda que un caballero debe mostrar primero sus dotes a una dama-ahí estaban otra vez sus discursos sobre modales, ella era mi amiga, pero este tipo de cosas lograban sacarme de quicio

-Está bien, lo vez este soy yo lanzando muchísimo poder a un enemigo y con este lazo le quito su poder, y esta eres tu destruyendo el área donde hay enemigos con tus poderes de ángel-ah lo dije muy orgulloso, pero aun así el dibujo era bastante malo y apenas era entendible que ella y yo lanzábamos unos poderes a lo loco.

-sigues siendo tan malo como siempre al momento de dibujar-dijo ella con un suspiro, lo siento por ser malo dibujando pero no todos nacemos con ese talento tan ridículamente alto para hacer algo, pero ella continuo y mostró el suyo-prométeme que algún día haremos este dibujo realidad, tu y yo estaremos juntos.

Yo hice una promesa como esa?, bueno no es que me moleste pero no podía recordar nada, el ver esto me hacía sentir como la persona más estúpida de este mundo, ya sé porque se turbo tanto su cara, probablemente ella recuerde todo esto, debió haber sido importante para ella y yo lo olvide, que idiota...

-Claro que sí, incluso aunque sea en otro mundo, te prometo que te haré mi esposa y te protegeré por siempre, como lo haría Ultraman-dije eso con una cara totalmente roja y con una pose estúpida, ah ella solo sonrió y dijo: es una promesa-luego enredo su meñique con el mío, mientras veía eso escuche a alguien que me decía:

-por fin me dejas salir compañero, soy Ophis, y esto no es una estúpida prisión digital como tú crees, esto es la brecha entre dimensiones, por eso es que tu cuerpo vino hasta aquí, y pueden morir aquí, seguiré durmiendo pero liberare una parte del poder que te regale.

¡¡El dragón legendario me hablo y después me ignoro!!, bueno no importa supongo que me ayudara con mi entrenamiento, mientras pensaba en esto mi conciencia empezó a desvanecerse, supuse que estaba volviendo al otro lado así que cerré mis ojos y espere...



Negociación


Desperté del sueño de una manera bastante abrupta, todos me miraban preocupados, pero al ver que estaba bien todos parecían relajarse, no pude entenderlo, pero Dannielle se me acerco y me dijo:

-estas bien?, empezaste a aullar como un dragón y salieron unas cuantas llamas negras así que nos preocupamos mucho por ti

-sí, estoy bien pero Ophis hablo conmigo durante los recuerdos-en ese momento mire a Anne y me sonroje- Lo siento Anne-chan olvide algo tan importante para ti

Al decir esto ella se puso muy nerviosa y empezó a balbucear con la cara completamente roja, aunque no pude entenderle nada volví hacia mis compañeros y les transmití la información que me dio Ophis, todos quedaron muy sorprendidos pero luego de pensarlo bien decidieron aceptar lo que les dije, mientras todos meditaban vi acercarse a dos hombres, ambos con vestidos de traje muy formal, pero uno de ellos tenía un traje blanco y el otro uno rojo, al verlos los demás, se pusieron en una posición de combate y yo estaba en el centro, era como si me protegieran de ellos pero uno de los hombres dijo:

-No venimos a pelear solo queremos ver al tercer dragón, después de todo los otros dos dragones se volvieron locos, y eso no es bueno para nadie, miren incluso trajimos provisiones para ustedes como regalo.

Después de un rato charlando con nuestro líder y usar la habilidad de Shirone para asegurarse de que no estuvieran envenenados, me llamaron para que hablara con ellos, el primero en hablar fue el hombre vestido de blanco.

-Hola dragón negro, mi nombre es Albion, soy el jefe de la facción blanca encantado de conocerte

-Y yo soy Draig, soy el jefe de la facción roja, mucho gusto

Ambos inclinaron la cabeza en un reverencia, yo hice lo mismo mientras les decía:

-Mi nombre es Kashiwazaki Keiichi, mucho gusto

-No es necesario tu nombre antiguo-dijo Albion- esos son nuestros sobrenombres, el tuyo en orden de ideas seria Ophis, después de todo esos son los nombres de nuestros dragones.

-Y-ya veo

Estos tipos no me daban una buena impresión, además de que desprendían un aura bastante extraña como si estuvieran sedientos de lucha y sangre, ellos luego se dirigieron a hablar con el líder de nuevo, aun así quede un poco perdido en mis pensamientos, porque habían 3 dragones en este mundo?, si no me equivoco eran 6 los reyes dragones legendarios, Ophis, El dragón Gales (Draig), el dragón Desvanecedor (Albion), el dragón oriental Yu Long, el gran dragón dimensional y el dragón nórdico durmiente. Me aleje de a poco hacia donde estaba Anne, necesitaba discutir con ella un par de cosas, ella estaba tarareando una melodía que no reconocí, al estar lo suficientemente cerca decidí hablar con ella.

-Anne-chan, ¿puedo preguntarte algo?

-Por supuesto pero no veo que pudieras preguntarme

-Tu querías que yo recordara esa promesa ¿verdad?

-...

Ella se quedó en silencio y evadió mi pregunta, para luego decirme-Lo sabrás con el tiempo-luego se alejó y volví mi vista hacia donde estaban los tres líderes, luego de despedirse nuestro líder dijo:

-Muy bien en unos días parece que habrá un combate de la facción roja frente a nosotros, solo será un grupo de 20 así que no debería ser problema-en ese momento me miro y siguió-en especial si tu estas aquí, aunque primero deberás entrenar para controlar ese poder.

Fue así como empezamos el entrenamiento para luchar contra la facción roja, pero me di cuenta que esto solamente acababa de empezar.

Inicios y la aparición de la puerta del dragón


luego de la reunión con los líderes decidí irme a dormir, después de todo era mejor que descansara si tenía que entrenar, luego de un rato desperté en un lugar que no conocía, parecía ser una taberna pero las sillas estaban llenas de gente que no reaccionaba ante nada, un poco más al fondo había una puerta con 6 símbolos tallados, solo reconocí los símbolos de Ophis y el del dragón durmiente, al abrir la puerta vi unos monstruos gigantes dos de color rojo, uno de color blanco, uno de color verde, uno de color negro y otro de un color purpura oscuro, en ese momento reconocí a Ophis y me acerque a él, al verme dijo:

-Que quieres chico, el entrenamiento de tus compañeros no servirá, si es eso lo que vienes a preguntarme.

-No es eso, quiero que me enseñes a usar ese poder, quiero protegerlos a todos y cumplir la promesa que le hice a Anne-chan, ¡escúchame bien lagartija súper desarrollada!, ¡¡vas a ayudarme te guste o no!!- al decir eso todos los dragones volvieron sus rostros hacia a mí, incluso Ophis me miro de frente aun cuando me había estado ignorando, luego empezó a reírse y mientras los otros dragones me observaban curiosos, incluso el dragón durmiente abrió los ojos para mirarme, entonces los dragones empezaron a presentarse uno por uno diciendo:

-Yo soy el dragón del sueño y las dimensiones, mi nombre es Draquiem, mucho gusto-dijo el dragón rojo más grande, su color era rojo oscuro

-Yo soy Yu Long, el dragón travieso, mucho gusto- dijo el dragón verde, cuya tonalidad era muy parecida a la del jade

-Yo soy Midgardsormr, el dragón durmiente mucho gusto- ahora era el dragón purpura el que me hablaba

-Yo soy Draig, el dragón gales- ese fue el otro dragón rojo, tenía un bello color carmesí en sus escamas

-Y yo soy Albion, el dragón desvanecedor-ese otro fue el dragón blanco, pero no podía entender porque se habían presentado pero Ophis había dejado de reír y me soltó algo que nunca creí que escucharía.

-No puedo creer que tu pudieras pasar la puerta que reyes y guerreros no han podido pasar, tu que eres el más débil entre todos los usuarios de poder de dragón, bueno no importa la regla es que se te enseñara a usar todos los poderes de los dragones, dado que eres mi portador no hay problema en que poderes opuestos vivan en ti, es lo mismo que con Draquiem, ahora duerme aunque estarás inconsciente unos días, te convertirás en alguien muy poderoso, añadiré que podrás usar el poder prohibido una vez sin tener riesgo pero si activas de nuevo el poder prohibido que te daré, morirás.

Luego de que dijera eso me puso su garra en mi frente y sentía como caía en un agujero, mientras recordaba algunas cosas sobre poderes de dragón.



La preocupación de un ángel



Yo, Anne Jones, me había despertado temprano como todos los días, tenía pensado jugarle una broma a Keiichi así que decidí despertarlo con un vaso de agua fría de un manantial cercano, quería tratar de imaginar cuál sería su reacción frente a esto, ya había dormido dos días seguidos, eso era algo común entre algunas personas que llegaban aquí por primera vez, así que no le di mucha importancia pero empezaba a preocuparme porque si no lograba controlar su poder para la batalla de mañana estaría en graves problemas, al echarle el agua en la cara no hubo ningún tipo de reacción, empezaba a ponerme nerviosa, su entrenamiento no había empezado y ya teníamos una batalla al día siguiente, eso era malo, al contarle a Shirone mis preocupaciones, solo sonrió y me dijo:

-En realidad su poder ha aumentado muchísimo y parece mucho más estable que antes, ese no es un simple sueño de bienvenida, parece ser que está perdido en la conciencia de su poder, ¿tan nerviosa estas porque tu novio no está aquí?

-¿¡N-n-n-n-novio!? No se dé qué me estás hablando él es solo un amigo de la infancia

-Oh ¿es así?, por cómo se comportan los dos creí que era tu novio, bueno será mejor que empecemos con las labores diarias, o si no estaremos metidas en graves problemas.

Luego de eso nos levantamos a hacer nuestras tareas y entrenar un rato, no sé porque no podía dejar de mirarlo, es como si él hubiera cambiado desde la última vez, ¿y a que se refería con eso de que se estaba volviendo más fuerte? Bueno no importa, si él está débil lo protegeré aunque me cueste la vida, no dejare que ninguno de los dos muera hasta que me cumpla la promesa que hizo ese día.


Traición

Llego el día de la batalla y Keiichi aún no despertaba, me estaba preocupando mucho así que decidí protegerlo sin importar nada, ya no debían estar muy lejos pues ya era casi la hora del enfrentamiento, empecé con mis calentamientos al igual que todos los demás, aunque Danielle y Shirone estaban en la parte de atrás, Kiba, Arthur y Saji parecían planear una estrategia de como los enfrentarían, en ese momento Shirone se sobresaltó y dijo:
-¡¡Esos traidores!! Hay al menos cuatro batallones en camino, dos parecen ser rojos y dos parecen ser blancos, ¿Qué demonios está pasando aquí?
-Shiro-tan eso no puede ser, Keiichi aún no ha despertado su poder, no puede ser que quieran eliminarlo ahora ¿o sí?-le dije eso muy preocupada, el seguía durmiendo no podía ser que…
-No te preocupes por mí, puedo cuidarme solo, ahora retrocedan todos, ya sabía de esto y tengo como derrotarlos pero por ahora solo puedo usarlo una vez, más adelante aprenderé a controlarlo, ¡¡VÁYANSE!!-Keiichi se había levantado y se veía diferente, muy serio y el hecho de que haya hablado así nos asustó, así que todos se fueron, unos minutos después escuchamos el clamor de una batalla y unos minutos más todo acabo, tengo miedo de que él se haya transformado en un monstruo y no vuelva a ser el chico del que me enamore,¿ qué es lo que le pasa?, incluso cuando él jugaba como el villano no entraba tanto en el papel, solo espero que no le pase nada malo, no me importa si es el poder de un dragón legendario, tengo miedo de que se pierda en la corrupción del poder…

Despertar doloroso

Había llegado después de unos cuantos días en la conciencia del poder que se me había otorgado, ¿estará bien denominarlo de esa manera?, bueno no importa, al parecer estos no eran soldados ordinarios así que Ophis decidió darme una probada del poder máximo, aquel que me hundiría en las profundidades de la corrupción por la búsqueda de poder, la Chaotic Overdrive, unos momentos después de que ellos se fueran, empezaba a ponerme nervioso, parecían ser cuatro ejércitos pequeños, “escuadrones” como le denominan mis compañeros, sabía que mis amigos no podrían con ellos dado que parecían tener unos inhibidores de las habilidades de ellos, al parecer el hecho de que tuviera las agallas de tratar a Ophis como una mascota me valió el respeto suficiente para que ellos me ayudaran, al parecer ellos no sentían respeto por los otros dos pero estaban obligados a darles sus habilidades por una especie de maldición que no fui capaz de entender, cuando los enemigos estuvieron lo suficientemente cerca empecé a recitar el canto que me habían enseñado:
-¡Yo soy aquel que domina el caos del universo! [Yo soy aquel que siempre lo ha hecho]  Yo soy aquel que controla el poder infinito [Y seré aquel que venza sobre cualquier barrera], Y soy aquel que llenara el poderoso vacío [Para que en el futuro este se vuelva infinito] ¡[Yo soy aquel que te hundirá en el más negro abismo]! ¡[Activar Chaotic Overdrive]!
En ese momento mi cuerpo empezó a hacerse más grande mientras mis ropas se fundían en unas escamas de un color negro puro, más negro que la misma oscuridad y salían algunas joyas de color purpura en los brazos y piernas, que ahora parecían más extremidades de lagarto que de un hombre, ya tenía yo al menos 10 veces mi tamaño cuando una joya en el pecho apareció, cubría la mitad del mismo y tenía un brillo diferente al de las demás, mi cara se había transformado en la de un dragón, fue en ese momento que vi una cola y unas alas, aunque sería la única que vez que recordara como me vería, las siguientes perdería el control y no recordaría nada después, eso era lo que me habían dicho, esperaba que no tuviera que usar esto de nuevo no quería lastimar a mis amigos, el ejército enemigo parecía estar asustado, al parecer nadie podía creer lo que veía, era Ophis quien controlaba mi cuerpo, pero yo podía ver todo lo que hacía, les lanzaba bolas de fuego con un poder similar a un meteorito, los destrozaba con sus garras o los aplastaba con la cola, cuando solo quedaban la mitad de ellos el lugar se veía completamente devastado, lleno de cráteres y sangre, algunos cuerpos se veían dispersados por el lugar, aunque comparado con lo que ya había vivido no era nada, al parecer mi compañero se aburrió de jugar con ellos y libero su técnica más poderosa, vacío infinito, la cual eliminaba todo aquello que siguiera existiendo dentro de un espacio delimitado por lo cual ninguno de ellos sobrevivió, su poder era tan parecido y al mismo tiempo tan diferente de aquel hombre de negro, empecé a deshacer mi transformación, volviendo a ser un humano común y corriente, bueno si aún podía considerarme como tal, empecé a acercarme tambaleante a donde estaban los demás, veía miedo y preocupación en sus rostros, pero no fui capaz de distinguir cual era más poderoso dentro de ellos.
Luego de unas cuantas explicaciones ellos entendieron que fue lo que paso, seguían preocupados pero aun querían ayudarme a dominar este poder tan inestable que había recibido, aunque no sé cómo va a terminar esto espero poder salvar a mis amigos de esto y finalmente estar junto a mi amado ángel. El momento en el cual me senté a ver al cielo mientras ellos discutían recordé las palabras de Ophis “[llegara un momento en el cual el poder te embriagara si no puedes controlarlo, ese es el destino de todos los portadores de los reyes dragón, sufrir en la eternidad por su sed de poder]” esas palabras lograban asustarme y preocuparme, el hecho  de que podía lastimar a mis amigos me preocupaba, aunque el hecho de poder disparar grandes cantidades de poder y el hecho de poder usar algunos poderes de vacío era en sí mismo una bendición para alguien débil como yo que no podía proteger a nadie se hubiera vuelto alguien con gran poder para defender a los demás, no quiero más poder, quiero que mi vida sea tranquila, casarme y tal vez tener un hijo o dos, esta vida no es lo que yo hubiese elegido pero había algo que despertó en mi interior, me quería hacer caminar hacia delante, ese sería mi nuevo camino.
Dudas
Al parecer mi amado Keiichi estaba tan preocupado como yo lo estaba, se veía en un estado entre el horror y la repulsión, él sabía que perdería el control la siguiente vez que entrara en ese estado, pero yo estaba dispuesta a apoyarlo sin importar nada, pero no sabría qué hacer para salvarlo de sí mismo, él se veía diferente a como solía ser, se veía un poco triste y preocupado, aunque también tenía el brillo de la madurez en sus ojos, no sé qué era lo que pasaba ni porque había conseguido ese poder pero no podía permitir que se fuera de mi lado otra vez, no podía sufrir esa pérdida de nuevo, debía protegerlo a cualquier costo pero ¿realmente necesitaba protección con un poder como ese?, era hora de que la verdad salga a la luz, los dragones, la brecha dimensional, incluso nosotros mismos debemos dar la cara.
Pero ¿Qué era este sentimiento que me perseguía? Miedo, desesperación, preocupación, eran todos y al mismo tiempo ninguno, era algo que nunca había conocido, pero él se me acercaba sin miedo con una mirada decisiva en su rostro, me dijo algo que siempre quise escuchar, su aliento en mi oído no me dejaba pensar con claridad pero sus palabras movieron mi corazón hasta el punto de hacerme enloquecer, dos palabras y un sentimiento que nos atraía sin poder escapar el uno del otro –te amo- era lo único que resonaba en ese instante, antes de poder decir nada su cara se acercó a la mía y cuando creí que el momento no podía ser mejor sus labios se juntaron con los míos, nos fundimos en un beso suave que nos hizo olvidar al mundo que nos rodeaba él era todo para mí y yo lo era todo para él, sus siguientes palabras terminaron de robar mi corazón
–te protegeré no me importa si muero por ello, yo te protegeré y haré que nuestra vida juntos sea maravillosa, ese será mi juramento.

El inicio de la venganza
Ellos nos habían traicionado, no podía permitir que hirieran a mi querida Anne, ellos debían pagar pero yo no quería caer en el poder prohibido, los dragones me profetizaron que ellos, Albion y Draig caerían pronto frente a la corrupción y la última batalla empezaría, era solo cuestión de tiempo que los demás portadores se mostraran, faltaban Draquiem y Yu Long, pues el dragón durmiente no tenía un portador, solo era un observador del mundo, pero despertaría al momento de la gran batalla que se libraría entre los mismísimos reyes dragones, ese sería el momento en el que el destino de la brecha dimensional al fin se decidiría, era el momento en el cual debíamos encontrar la paz o la destrucción de este lugar en el que vivíamos, me pregunto que ganara al final, ¿sueños o tal vez las ansias de poder? No importaba para mi ahora, por fin había logrado confesarme a Anne, los dragones también mencionaron la muerte de un 3° portador, pero no me  dijeron quién sería o si ya había muerto o moriría, ellos son seres que pueden ver a través del tiempo y el espacio sin problemas, gracias a eso Kiba, Arthur, Saji y yo armamos una estrategia de contragolpe  contra las dos facciones, hasta el momento había creído que vivían en países diferentes,  pero ambos vivían en la misma ciudad solo separados por un gigantesco muro del más fuerte concreto, la zona en la que el muro divide la ciudad no es muy custodiada y atacaríamos allí todos a la vez, pues el muro rodeaba el llamado palacio espiral, que era el lugar donde vivían los dos líderes y tenía los dos colores de las facciones, era el punto que atacaríamos y era el lugar donde daríamos nuestro golpe, si es que podíamos burlar la seguridad con el teatro de ensueño de Arthur y el control mental de Dannielle, Shirone se encargaría de decir donde se encontraban los oponentes y Kiba, Anne, Saji y yo nos encargaríamos de derrotarlos sin hacer demasiado escándalo, antes de ir me acerque de nuevo a mi ángel y la lleve de paseo por el bosque y los riachuelos cercanos, mientras recordábamos nuestro pasado, ese pasado que tanto importaba para ambos, quería cumplirle la promesa que había hecho hace tanto tiempo, tenía que hacerlo, era mi deber como su…¿podía ya considerarme su novio? Bueno el caso es que como su pareja debía encargarme de cumplirla ese era mi último objetivo, el primero era derrotar al dragón rojo y al dragón blanco.
Al llegar al castillo nos encontramos con que no había guardias y un letrero que decía: “como si fueran a tomarnos por sorpresa, a medida que avancen se encontraran con diferentes sombras del pasado espero disfruten de esto, por cierto los demás dragones ya están listos para la lucha, te esperamos a ti, portador del dragón negro del infinito.” Estaba firmada por los dos líderes de las facciones, pero no estaba seguro que quería decir eso de sombras del pasado, tenía miedo, si era el pasado lo que nos esperaba, ¿tendría yo como defenderme de él? ¿Tendría la fuerza para enfrentarlo?, no podía decirlo así como así, necesitaba estar seguro de lo que hacía, aun así el hecho de que fueran ellos dos quienes hicieron la primera jugada nos desconcertó a todos, creíamos tener el elemento sorpresa de nuestra parte, creíamos que esta batalla estaba ganada, además, ¿a qué se refería con eso de que los demás dragones estaban listos para la batalla?¿se refería a la profecía o solo era una provocación para hacernos enojar?, no importaba, fuera cierto o no la lucha había comenzado, solo era cuestión de tiempo el hecho de que la batalla empezara, era el último esfuerzo, un todo o nada, era el principio del fin.

Notas del texto:
- Lo que este en [] es la voz de Ophis, de ahora en adelante las voces de los dragones se verán de esta manera
- Lo que está en ¡[]! Es lo que dicen al tiempo tanto el protagonista como Ophis


Notas de autor: a los que se hayan tomado el tiempo de leerlo mil gracias, esta es una recolección de las partes del foro anterior y unas cuantas nuevas, aun falta la pelea final y una que otra sorpresa, ademas de historias paralelas de los personajes que subiré una vez estén completas, todas se llamaran Pasado, pero en la descripción estará cada personaje, por demás si necesitan alguna explicación de algún momento o cualquier corrección es bien recibida (por cierto cualquier parecido con Highschool DxD es debido a que estaba viendo esa serie al momento de escribir XD).

_________________


Debo seguir adelante por mis compañeros, ya que ellos dieron su vida por la mía...
avatar
Kiba Yuuto



Joyas : 5000
Masculino
Mensajes : 94
Fecha de inscripción : 02/08/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.