Conectarse

Recuperar mi contraseña

Staff
Últimos temas
Últimos temas
» Llegada a un posible nuevo hogar
Miér 18 Nov - 22:07 por EarthLrd

» Torbellino en la taberna
Mar 3 Nov - 17:29 por Akatsuki

» soy el nuevo
Dom 1 Nov - 14:34 por Cyndir Aiden Tarandil

» Mis dibujos
Vie 2 Oct - 9:43 por EarthLrd

» Reglamento General
Vie 2 Oct - 8:27 por EarthLrd

» Registro de avatar
Vie 2 Oct - 8:10 por EarthLrd

» una segunda oportunidad
Vie 25 Sep - 20:44 por Kiba Yuuto

Los más activos

Misión: Los Estafadores de Oshibana

Ir abajo

Misión: Los Estafadores de Oshibana

Mensaje por Invitado el Mar 8 Oct - 11:12

Sakuya había tomado un tren en el cual había tomado rumbo a la ciudad de Oshibana ya que ese era el lugar en el que debía efectuar la misión que había tomado en el gremio Rising Phoenix, ya llevaba alrededor de dos horas viajando en aquel transporte y miraba fijamente el paisaje a través de la ventana que estaba a su lado, estaba sentada con sus manos entrelazadas en su regazo y a simple vista se le notaba pensativa, incluso se podría decir que melancólica. La razón ni siquiera ella misma lo tenía claro, en el vagón en el que iba solo iban otras tres personas, entre ellos el guardia quien de vez en cuando le lanzaba una que otra mirada a su cabello plateado haciendo que la Lunareon se molestara un poco pero lo ocultó para que nadie lo notara. La sirvienta durante unos segundos estuvo pensando en aquellos estafadores que tenía que atrapar, si eran astutos y ágiles en combate cuerpo a cuerpo sería algo difícil, pero el que no fueran magos era muy útil ya que hacía que el pedido fuera un poco mas fácil.

Otros treinta minutos después el tren comenzó a aminorar la velocidad mientras se acercaban a la ciudad hasta finalmente detenerse en la estación, las puertas de los vagones se abrieron y la chica se puso de pie para salir entre las últimas personas del medio de transporte y mirar a su alrededor en busca de alguien con quien pudiera hablar. Ignorando a las personas a su alrededor buscó algún guardia que pudiera ayudarle hasta que a escasos metros vio a uno parado a un lado de un mapa de la estación y la ciudad.-Disculpe, necesito hablar con usted, me llamo Sakuya Izayoi y soy una maga del gremio Rising Phoenix y he aceptado el trabajo de atrapar a los estafadores de este lugar.-Al terminar de hablar el hombre que era de su misma altura le miró fijamente por unos segundos para después reaccionar y mostrar una sonrisa.-Eso es perfecto, nuestro Jefe te contara todo lo que necesites saber.-Ambos caminaron entre las personas hasta llegar a una oficina y en la entrada de esta había otro guardia quien saludo con su mano a su compañero y le lanzó una mirada de curiosidad a Sakuya quien no dijo una sola palabra, solo estrecho su mano. Al entrar a la oficina había un leve aroma a cigarrillos y detrás de un escritorio un hombre con cabello negro y corto, con alguna que otra cana, revisaba unos papeles y lanzaba maldiciones por lo bajo, la sirvienta se adelantó al guardia que la había conducido hasta la oficina y se paró frente al escritorio con un aire de seriedad.-Por lo que veo usted es el jefe, vine por el trabajo de ayudarle a capturar a esos estafadores.El pelinegro alzó lentamente su mirada de ojos marrones para encontrarse con los ojos azules de la peliplateada, no pronuncio palabra en unos pocos segundos hasta que mostró una leve sonrisa.-Perfecto, por lo que veo te tomas las cosas en serio, me presento, soy el Jefe Kobatsu, agradezco tu ayuda.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión: Los Estafadores de Oshibana

Mensaje por Invitado el Miér 9 Oct - 22:47

Sakuya escuchó atentamente la información que le proporcionó el jefe de los guardias aunque gran parte de esta ya estaba en su poder aunque aún así obtuvo algunos datos que serían útiles al momento de la captura de los estafadores.-Antes de poder idear un plan para poder atrapar a esos sujetos debo verlos en acción, si tengo suerte podré localizarlos y ver los métodos que utilizan para escapar.-Dicho eso la peliplateada salió de la oficina del jefe de los guardias seguida por uno de estos para que le mostrara donde aparecían con mas frecuencia esos hombres, Sakuya miraba a su alrededor tratando de no pasar por alto ningún detalle. Después de ya tal vez veinte minutos de busqueda un grito resonó desde el lado oeste de la estación y casi de inmediato la Maid corrió en esa dirección esquivando a las personas que estaban en su camino para no lastimar a nadie mientras el guardia le seguía lo mas rápido que le era posible pero la chica en pocos segundos le dejó atrás, finalmente la Lunareon llegó hasta la fuente de aquel grito y vio que era un grupo de cuatro chicas adolescentes quienes emanaban un olor que no era para nada agradable y las demás personas se alejaban de ellas para evitar la peste que para la sirvienta tampoco fue nada agradable pero aún así se acercó al grupo de feminas quienes se quejaban y pedían ayuda a gritos para deshacerse del mal olor.

Al notar que Sakuya se acercaba una de ellas se acercó a la sirvienta y le preguntó si podía ayudarlas.-Por supuesto que voy a ayudarlas, pero necesito preguntarles algo, ¿de casualidad alguien les vendió perfume y este es la fuente del aroma desagradable?.-El aroma había comenzado a producirle un leve dolor de cabeza a Sakuya, la chica que había hablado primero asintió para que después sus compañeras le imitaran.-Descríbanme como eran esos "vendedores".-Pero las chicas no sabían exactamente como eran ya que iban encapuchados y no les habían visto los rostros. La peliplateada suspiro con algo de resignación, guió a las chicas hacia la oficina del jefe Kobatsu y les dijo que él podría ayudarles por el momento, ya que tenía que encargarse de aquellos estafadores. Las chicas le desearon mucha suerte y le aseguraron a la Lunareon que le devolverían el favor, esta solo mostró una leve sonrisa en su rostro mientras asentía con la cabeza y nuevamente se internaba entre todas las personas que subían y bajaban de los trenes, compraban boletos o trasladaban de aquí para allá sus maletas.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión: Los Estafadores de Oshibana

Mensaje por Invitado el Lun 14 Oct - 9:46

Había estado recorriendo el lugar otros diez minutos en busca de aquellos estafadores, miraba en diferentes direcciones buscando cualquier pista o rastro como alguna otra víctima de sus engaños o algo así, fue entonces que para su sorpresa el joven guardia que Kobatsu había enviado para que le siguiera e informara apareció esquivando algunas maletas hasta finalmente llegar a un lado de la sirvienta y apoyarse en el hombro derecho de esta para descansar un momento de tanto ajetreo.-Uff...al fin...la encontré, señorita Sakuya...-El pobre se sentìa desfallecer pero pasados unos segundos pudo mantenerse de pie perfectamente, a menos que solo tratara de quedar bien ante la maga de cabello plateado.-¿Los ha encontrado, ha notado algún rastro de ellos?-La chica asintió para después escuchar claramente como el guardia respondía a su comunicador y recibía a cambio quejas y gritos por parte de su jefe.-Hace unos minutos atrás me encontré con unas jovenes que necesitan ayuda ya que fueron estafadas al comprar perfumes que después se convirtieron en verdaderas bombas apestosas.-Siguieron su camino pero ahora con mas detenimiento, fue entonces que en una esquina vieron a tres hombres convenciendo a una mujer de que comparara una lacrima que guardaba películas, los tres estaban encapuchados.-¡De seguro son ellos, vamos!-La maga de Re-Equipo comenzó a correr hacia los encapuchados pero esta vez seguida por el guardia, los sujetos misteriosos al notar eso emprendieron la huida mientras evadían a las personas con una sorprendente facilidad y agilidad.

Uno de ellos entonces se volteó y con mucha fuerza le propino a Sakuya una patada en el rostro causando que perdiera mucha velocidad hasta que tuvo que detenerse, ella mentalmente dijo una maldición mientras se llevaba una mano a su mejilla derecha la cual había recibido el impacto. El chico apareció a su lado viendola de forma preocupada, la sirvienta ignorando el dolor se dirigió a la oficina de Kobatsu en donde comenzaron a hablar acerca de la estrategia que iban a utilizar.-Ya he visto que tan veloces y agiles son, uno de ellos da unas buenas patadas...pero creo que ya tengo algo para poder darles captura.-El jefe sonrió y extendió un mapa de la estació çn y de Oshibana sobre su escritorio.-Soy todo oidos sirvienta.-La peliplateada con tres lapices de color azul, verde y rojo comenzó a marcar diferentes puntos y rutas, principalmente las que usaba todo el mundo pero también otras rutas de emergencia conocidas pero poco usadas, al terminar de explicarle todo a Kobatsu este estaba algo sorprendido por la complejidad y la planeación.-Ustedes magos nunca dejarán de sorprenderme, es un plan que tiene pocas posibilidades de fallar, ¡muy bien, tienes a todos los guardias que necesites a tu dispocisión!-El hombre golpeó su pecho con fuerza moderada y ambos salieron de la oficina poniendo el plan en marcha, Kobatsu a través de las lacrimas de comunicación les había explicado todo a sus hombres.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión: Los Estafadores de Oshibana

Mensaje por Invitado el Mar 15 Oct - 11:26

La peliplateada nuevamente comenzó a recorrer la estación hasta encontrar la salida, llevaba un mapa consigo para no llegar a cometer algún error en su plan, al salir entonces vio nuevamente a los tres encapuchados contando todo el dinero que ya habían ganado, entonces al notar la presencia de la sirvienta comenzaron a huir hacia una de las calles mas concurridas.-No escaparan esta vez.-Ella comenzó a perseguirlos esquivando a las personas, tal y como lo pensó ellos tomaron la ruta de emergencia y Sakuya les siguió sabiendo que esa calle se dividía en otras tres y dos de ellas en callejones sin salida, exactamente la de la derecha e izquierda, pero entonces algo pasó. Uno de los estafadores dio un gran salto y se aferró al alfeizar de una ventana alta sin darle tiempo a la chica para reaccionar, ya que al soltarse quedó atrás de Sakuya y cuando la Maid se volteó el sujeto le propino un puñetazo en el rostro.-No puedo creer que una inútil como tu vaya a atraparnos, solo porque no seamos magos no significa que nos harás puré con tu magia, bastarda de cabello raro.-Mientras decía eso sus compañeros dejaron de correr y comenzaron a reírse de la maga de Phoenix, el sujeto le asestó otro puñetazo en el rostro pero la chica retrocedió a tiempo, fue entonces que su tan preciado reloj cayó de su delantal y fue a parar al suelo justo a los pies del encapuchado mas fuerte.-Vaya vaya, tienes buen gusto en objetos, pero al parecer no ganaremos mucho vendiendo este trozo de basura.-La Lunareon entonces no dijo nada, el pulso de su corazón comenzó a acelerarse mientras miraba fijamente al hombre.-Devuélvemelo.-Pero el villano no hizo caso alguno, es mas, dejo el reloj en el suelo y se preparó para romperlo de un pisotón.

Pero entonces de un segundo a otro el tipo sintió como si le hubiera impactado un objeto contundente en el rostro y salió despedido dos metros hacia atrás, Sakuya estaba de pie mientras aún tenía su puño apretado con mucha fuerza el cual había impactado de lleno en la cara del hombre a quien ahora le faltaba un diente.-Estoy perdiendo la paciencia.-Recogió su reloj del suelo y lo guardo nuevamente en el bolsillo de su delantal, les lanzó una mirada severa a los tres hombres, dos de ellos comenzaron a correr pero el que había sido golpeado se puso de pie y se preparó para luchar contra Sakuya.-Te voy a enseñar una lección, maldita.-La chica hizo un gesto que indicaba que le cedía al enemigo el primer movimiento. Ambos comenzaron a pelear con patadas, golpes y puñetazos, la peliplateada estaba realmente molesta por lo que cuando recibía un golpe era ajena al dolor y en cambio devolvía otro con mas fuerza hasta que finalmente decidió usar magia.-Re Equipo: Cuchillos.-Cinco afilados cuchillos aparecieron en sus manos, tres en la mano derecha y dos en la izquierda los cuales con gran velocidad utilizó para causarle daño al encapuchado desde cortes superficiales a otros un poco mas profundos, finalmente cuando el encapuchado perdió mucha movilidad debido al dolor de los cortes y los golpes recibidos Sakuya lo clavó en la pared sin hacer daño físico. Se acercó a este y con una mirada fría hizo una pregunta.-Ahora, ¿sería tan amable de decirme hacia donde fueron sus amigos?

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión: Los Estafadores de Oshibana

Mensaje por Invitado el Vie 18 Oct - 14:16

Kobatsu caminaba por la estación de trenes buscando a los dos estafadores faltantes, Sakuya le había dicho que tres de ellos ya la habían visto e iba a encargarse de ellos y después ir a por los otros dos. Mientras miraba a su alrededor buscando algún par de sospechosos uno de los guardias llego a su lado dándole la grata noticia de que ya habían atrapado a uno de los estafadores, lo habían encontrado en una calle poco transitada clavado a una pared con unos afiladísimos cuchillos, estaba herido de cortes y por golpes recibidos pero no era nada grave. El hombre esbozo una sonrisa, el plan de la sirvienta iba muy bien.

Mientras tanto en otra parte de la ciudad la peliplateada había tenido que detenerse para poder darle verdadera atención a sus heridas y recobrar un poco el aire, el dolor había aparecido en cuanto la batalla hubo terminado.-Duelen, pero eso no me impedirá terminar la misión.-Según el sujeto que había derrotado sus dos compañeros de seguro habrían ido a la estación, la Lunareon tomó rumbo nuevamente a la estación a una velocidad prudente para dar con los cuatro estafadores faltantes. Ya fuera solo buena suerte o solo una coincidencia dirigió su mirada a los techos de las casas, y ahí estaban dos, eran muy veloces y saltaban sin miedo a resbalarse o a precipitarse al vacío, ella mostró una leve sonrisa y haciendo uso de los balcones de las casas se sujetó a estos con gran fuerza y de un par de saltos consiguió subir a los techos. Los bandidos se detuvieron y se voltearon para verla.-Oye, quien se supone que eres.-Su acompañante le dio un codazo en el costado para hacerlo reaccionar y le gritó que era la maga que planeaba atraparlos, al oir eso ambos miraron de nuevo a la sirvienta y emprendieron la huida.

Sakuya dijo mentalmente un improperio y corrió tras los dos sujetos quienes ya le habían tomado mucha ventaja pero aún así ignoró su dolor y de un salto fue a parar hasta el techo siguiente, ya solo faltaba un poco mas para que pudiera alcanzarlos, pero entonces uno de ellos mostró una pequeña capsula en su mano y la arrojo al suelo, el objeto liberó una nube de humo de color blanco la cual en cuanto Sakuya tuvo que cruzarla le produjo un gran escozor en sus ojos y tuvo que evitar el respirar. Los dos sujetos se detuvieron unos segundos para asegurarse de que la nube de Gas Pimienta hubiera funcionado y justo antes de seguir huyendo la silueta se Sakuya se divisó entre el humo y esta salió de la nube con una clara expresión de enfado en su rostro y recitar un conjuro.-¡Re-Equipo: Cadenas!-Unas cadenas surgieron de las manos de la sirvienta y cuando estuvo a tan solo dos metros de los estafadores estas atraparon a los dos hombres, la peliplateada solo para devolverles lo del dolor que le produjo a sus ojos el gas pimienta saltó al vacío llevándose con ella a los dos sujetos quienes gritaron al creer que era su fin pero Sakuya aterrizo sobre la lona de una tienda de flores y de un pequeño rebote llegó al suelo ilesa al igual que los sujetos. Cuando estos trataron de correr la peliplateada solo jaló las cadenas con fuerza y estos cayeron sentados al suelo, para después ser arrastrados por la chica al negarse a caminar. Ahora solo faltaban dos.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión: Los Estafadores de Oshibana

Mensaje por Invitado el Mar 22 Oct - 8:03

Sakuya hizo una leve reverencia cuando les entrego los dos estafadores a Kobatsu, los cuales de inmediato fueron esposados y llevados a otra parte. La sirvienta entonces después de recibir una felicitación del jefe miró a su alrededor buscando cualquier indicio de los dos sujetos que faltaban, recorrió la estación cerca de dos veces y no pudo evitar sentir algo de hambre, por suerte sus ojos estaban ya bien, se detuvo un momento a pensar en donde podrían estar los dos que faltaban hasta que de pronto una idea apareció casi de inmetiado en su mente. ¡Liberar a sus compañeros, como no lo había pensado antes!

Lo mas rápido que pudo y esquivando a las personas regresó con Kobatsu y le preguntó a este a donde se habían llevado a los tres estafadores, el hombre señaló en una parte del mapa de la estación unas celdas temporales que usaban hasta que llegaran los guardias de Fiore. La peliplateada dio las gracias apresuradamente y se retiró de la oficina.-No permitìré que escapen.-Cuando llegó al lugar efectivamente ahí estaba uno de los estafadores que faltaba tratando de abrir por la fuerza la cerradura de la celda.]-No te muevas.-La chica se acercó al sujeto quien alzó las manos sin voltearse a verla de frente, se preparó para hacer aparecer nuevamente sus cadenas pero entonces sintió que alguien le jalaba con fuerza el cabello lo que la hizo voltearse y perder de vista al sujeto. Se encontró frente al segundo que faltaba, la persona en su mano tenía unos cuantos cabellos de color plateado y mostró una sonrisa burlona.-Que lindo cabello, ¿te importa si le hago un corte?-Era una voz femenina, se quitó la capucha y se mostró como una mujer de cabello negro enmarañado y ojos grises.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión: Los Estafadores de Oshibana

Mensaje por Invitado el Mar 22 Oct - 20:29

Sakuya sin pensarlo dos veces cerró su puño y en menos de un segundo la mujer había recibido un poderoso puñetazo directamente en el rostro, la sirvienta al escuchar un ruido que provenía desde sus espaldas repelió a su segundo atacante con una poderosa patada en el estómago, la mujer consiguió ponerse de pie y atacó a la sirvienta con todo lo que tenía, patadas, puñetazos y le jaló nuevamente el cabello pero esta vez con mucha mas fuerza. La peliplateada para devolverle lo que había hecho tomó a la mujer del cabello y la estampó contra una pared pero sin usar demasiada fuerza, la estafadora trató de soltarse del agarre de la maga de Phoenix pero al no conseguirlo grito pidiendo ayuda a su compañero.

Sakuya entonces esbozó una vez mas una leve sonrisa al oír unas conocidas voces que para ella eran conocidas, se volteó un poco y entonces vio a las chicas que habían sido estafadas con el perfume pestilente, pero para su suerte el efecto del mal aroma ya había desaparecido.-Llegaron en el momento perfecto, estas personas fueron quienes les estafaron.-El grupo de chicas se acercó al hombre quien aún estaba tendido en el suelo por el dolor que le había causado la patada con sonrisas malvadas, algunas preparaban sus bolsos y otras en tanto chocaban sus puños.-Vaya vaya, así que tu eras el que nos estafó, recuerdo tu voz. Por tu culpa no pudimos seguir con nuestras compras, chicas, ¡sobre él!-Todas recobraron venganza contra el pobre sujeto quien trató de alejarse arrastrándose por el suelo pero le tomaron con fuerza del pescuezo y lo jalaron para seguir golpeándolo, la sirvienta y la estafadora escucharon claramente sus gritos de dolor y de piedad. Sakuya aún con la mujer sujeta caminó hasta las chicas y señaló a la mujer.-¡Ella estaba con él, no tengan piedad!-La peliplateada solo se cruzó de brazos con ese pequeño gesto de felicidad en su rostro mientras observaba la golpiza, aunque minutos después claramente tuvo que detenerlas, los sujetos debían ir a la cárcel, no al Hospital.-Les agradezco mucho su ayuda, pero ahora necesito que los dejen en paz para que sean llevados a la cárcel.-Las féminas dejaron tranquilos al hombre y a la mujer quienes ya estaban semi noqueados.-De nada, por cierto, no nos hemos presentado, me llamo Murazaki y ellas son, Alice, Brenda, Helena, Yue y Kitsune.-Las presentó todas una a una y saludaron a Sakuya con mucha amabilidad.-Te agradecemos tu ayuda, sabemos que te llamas Sakuya, nos lo dijeron en la oficina de guardias, dime, ¿te gustaría algún día ir de compras con nosotras?-Ante esa oferta la sirvienta ladeó un poco la cabeza.-¿Compras...? Creo que, lo pensaré.-Al escuchar la respuesta Murazaki le sonrió y se retiraron alegremente. Los estafadores fueron enviados a la cárcel y Sakuya regresó a ciudad Iris tomando un tren no sin antes recibir los agradecimientos de Kobatsu y otros guardias.

TEMA FINALIZADO

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Misión: Los Estafadores de Oshibana

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.