Conectarse

Recuperar mi contraseña

Staff
Últimos temas
Últimos temas
» Llegada a un posible nuevo hogar
Miér 18 Nov - 22:07 por EarthLrd

» Torbellino en la taberna
Mar 3 Nov - 17:29 por Akatsuki

» soy el nuevo
Dom 1 Nov - 14:34 por Cyndir Aiden Tarandil

» Mis dibujos
Vie 2 Oct - 9:43 por EarthLrd

» Reglamento General
Vie 2 Oct - 8:27 por EarthLrd

» Registro de avatar
Vie 2 Oct - 8:10 por EarthLrd

» una segunda oportunidad
Vie 25 Sep - 20:44 por Kiba Yuuto

Los más activos

Llaves de Jade

Ir abajo

Llaves de Jade

Mensaje por Invitado el Jue 1 Ago - 1:57

Al igual que las doradas, estas llaves son las más apropiadas para el combate. Cabe destacar que son aún más raras que las llaves del zodiaco babilonio, sin embargo, poseen un equiparado poder mágico. Su rareza más que nada se debe, a que éstas llaves invocan a las bestias sagradas del zodiaco chino.
Leyenda popular:
La leyenda cuenta que el Emperador de Jade organizó una carrera de animales para decidir cuales entrarían en el zodiaco.
Se dice que alguna vez la rata y el gato fueron muy buenos amigos. A pesar de todo, estos dos animales eran los peores nadadores del reino animal. Aunque malos nadadores, ambos eran muy inteligentes. Decidieron que la mejor forma y la más rápida de cruzar a través del río era en la espalda de un buey. El buey, siendo un animal bueno, estuvo de acuerdo en cargarlos a través del río. Sin embargo, por haber un premio de por medio, la rata decidió, que para ganar debía hacer algo, y entonces lanzó al gato al agua. Es por eso que el gato se convirtió en el enemigo natural del ratón y del agua. Tras esto, la rata llegó a la orilla y reclamó el primer lugar en la carrera.
Seguido de cerca por el fuerte buey, que fue nombrado el 2º animal del zodiaco. Después del buey vino el tigre, quien explicó jadeando cómo luchó contra las corrientes. Pero su gran fuerza le hizo llegar a la orilla y convertirse en el 3º animal.
El 4º puesto del zodiaco fue para el conejo quien, gracias a su habilidad de saltar, pudo brincar de una orilla a otra. Explicó al Emperador que estuvo a punto de caer al río si no hubiera sido por un tronco que flotaba en el agua. El quinto puesto fue para el dragón, quien pudo llegar volando. Este explicó al emperador que no pudo llegar primero dado que se detuvo a crear lluvia para ayudar a la gente y las criaturas de la tierra. Además, en la línea final encontró un conejo que se aferraba a un tronco, al que ayudó dándole un empujón con su aliento para que pudiera llegar a la orilla. El emperador, sorprendido por su amabilidad le otorgó el 5º lugar del zodiaco. Poco después se oyó al caballo galopando, al que la serpiente dio un susto haciéndolo caer, de forma que ésta llego en 6º lugar y el caballo en el 7º.
A poca distancia del lugar se encontraban la oveja, el mono y el gallo que se acercaban a la orilla río. Las tres criaturas se ayudaron entre sí para cruzar el río. El gallo construyó una balsa de madera para los tres animales. La oveja y el mono despejaron la maleza y finalmente, remando y remando consiguieron llegar a la orilla contraria. El emperador, muy complacido por el trabajo en equipo de los animales nombró a la oveja el 8º animal, al mono el 9º y al gallo el 10º.
El undécimo animal fue el perro. Aunque el perro debería haber obtenido un buen puesto ya que era el mejor nadador de todos los animales, se retrasó ya que necesitaba un baño después de la larga carrera y al ver el agua fresca del río no puedo resistirse. Justo cuando el emperador iba a dar por cerrada la carrera escuchó el gruñido de un pequeño cerdo. El cerdo comenzó la carrera hambriento por lo que al poco de empezar se dio un banquete y echó una siesta. Cuando despertó, continuó con la carrera y llegó justo para ser nombrado duodécimo animal del zodiaco. El gato llegó demasiado tarde (decimotercero) por lo que no pudo ganar ningún puesto en el calendario, convirtiéndose en enemigo de la rata para siempre.

Kumbhira (el ratón)
•Propietario: Ninguno
-Khumbira es un espíritu que se encuentra muy orgulloso de su gran intelecto.
-No es muy fuerte fisicamente, por lo que prefiere usar tácticas especiales al momento de la batalla.
-Al termino de cada oración suele agregar la frase ¡Chu!
-Se lleva bien con Majira y Makura, pero no soporta a Indra.
-Elemento: Madera.

Vajra (el buey)
•Propietario: Ninguno
-Este espíritu entrena arduamente su cuerpo y mente con el propósito de servir de la mejor manera posible a su portador.
-Es alguien muy justo, por lo cual no tolera los actos de injusticia.
-Entre las doce bestias sagradas, es considerado como el más fuerte físicamente, lo que le permite manejar con suma facilidad sus gigantes espadas gemelas Bǎo Jiàn (espadas del tesoro) que carga en su cintura.
-Se lleva bien con Sandira y Sindura. No aguanta a Pajira.
-Elemento: Madera.

Mihira (el tigre)
•Propietario: Ninguno
-Es un espíritu poderoso, agresivo y valiente. Algo rebelde e impredecible, pero al mismo tiempo protector y simpático.
-En tierra su velocidad es superior a la del viento y es más rápido que el sonido cuando se propone a surcar los cielos empleando sus dos alas para ello.
-En combate, suele cortar al objetivo en momentos oportunos haciendo uso de sus afilados colmillos y garras. También ha dominado el Bǎo Bang (bastón del tesoro), que es nada más ni nada menos que su cola transformada en un bastón octogonal de tres secciones.
-Sus mejores amigos entre las bestias sagradas son Catura e Indra. No se lleva nada bien con Makura.
-Elemento: Fuego.

Andira (el conejo)
•Propietario: Ninguno
-Es la única bestia sagrada de sexo femenino.
-Es cariñosa, virtuosa y amable. Siempre buscará la paz en su vida, al igual que la de la gente que la rodea, sobretodo la de su propietario.
-Le gustan las cosas pequeñas, las cuales atiende con una ternura profunda, si alguien o algo fuese a pisarlas, entonces la personalidad de Andira cambiará de forma abrupta, y atacará a quién ose pisarlas.
-Una vez que pierde su temperamento, no se calmará hasta ver derrotado a su objetivo.
-Tiene buena relación con Pajira y Vikarala. No se lleva bien con Sindura.
-Elemento: Fuego.

Majira (el dragón)
•Propietario: Ninguno
-¿Piensas que los dragones son honorables, no? Pues ésta bestia es todo lo contrario. Es un perezoso, no levantará un dedo a menos que sea por algo que lo beneficie. Aún así, es el más calculador y sabio de las doce bestias.
-Si algo logra acaparar su atención o que ese algo lo va a beneficiar sin importar lo que sea, se pondrá muy enérgico.
-Tiene la costumbre de poner un precio a todo, y expresando diversos asuntos de su costo en dinero.
-Durante la batalla, dispara a través del oponente con la Bǎo Shǐ (flechas del tesoro), que son los pelos de la cola y los bigotes transformados.
-Es con Khumbira y Makura con quiénes se lleva mejor entre las bestias sagradas. Mientras que es Catura con quién se lleva peor.
-Elemento: Tierra.

Sandira (la serpiente)
•Propietario: Ninguno
-La bestia más astuta.... y cruel a la vez. No le gusta decidir rápidamente y prefiere atormentar a su rival y acabar con él poco a poco.
-Es irrespetuoso con la mayoría de las bestias e incluso con su propietario. Las únicas excepciones son sus amigos, Sindura y Vajra.
-Sólo aceptará un contrato el cual también salga beneficiado.
-Su arma es conocida como Bao Kui o lanza del tesoro, la cual saca de su boca como un haz de luz, y puede usar su cola como mano para sujetarla. A pesar de eso, el Bao Kui desaparece una vez que el objetivo ha sido vencido o que Sandira se queda sin poder mágico.
-Es muy amigo de Sindura y Vajra. Todo lo contrario es con Vikarala.
-Elemento: Tierra.

Indra (el caballo)
•Propietario: Ninguno
-Poseedor de una personalidad arrogante, siempre alardeando y quejándose sobre el brillo de su melena y cola, ¿podrá alguien aguantarlo?
-Poco refinado en batalla, resalta lo talentoso que es y ridiculizar a los que se esfuerzan. Su dueño debe aceptar el riesgo que conlleva su técnica secreta y claro, sea capaz de aguantarlo.
-El ataque con su Bao Béi, trompeta caracol que carga, pero al momento de atacar la lleva atada a sus manos en forma de garrote, surte grandes daños al oponente.
-Utilizando su capacidad pulmonar al soplar el Bao Béi, genera ondas ultrasónicas, para hacerlo debe concentrar gran poder mágico y al usarlo, se queda sin él, poniendo en riesgo a su portador.
-Se lleva mejor con Mihira y Catura. No puede convivir con Khumbira, por lo que ambos se tienen un mutuo desprecio.
-Elemento: Metal.

Pajira (la cabra)
•Propietario: Ninguno
-Experto en el uso de ballesta, la cual porta consigo llamado el Tesoro de Proa, con la que es capaz de disparar flechas de energía de doble filo.
-Su carácter es serio, será obediente a las órdenes de su portador, sin criticar.
-Al ser del elemento tierra, puede hacer uso del Pisotón Tormenta, donde al dar un pisotón fuerte con sus patas delanteras provoca un temblor muy fuerte.
-Tiene también una técnica llamada Balido arrullador, donde al emitir un balido ultrasónico, logra dormir a cualquier enemigo de la zona.
-Dentro de las bestias sagradas, es con Andira y Vikarala con quienes mejor se lleva. Y es Vajra con el que menos simpatiza.
-Elemento: Tierra.

Makura (el mono)
•Propietario: Ninguno
-El espíritu más irritante de todos, suele jugar bromas pesadas a todo rato, incluso a su propietario.
-No expresa emociones con su rostro sino con movimientos de su cuerpo y tampoco es hablador.
-Controla la Bǎo Yù (Esfera del tesoro) pudiendo utilizarla para golpear y encerrar a su enemigo.
-Tiene mala relación con Mihira. Sus mejores amigos son Majira y Khumbira.
-Elemento: Metal.

Sindura (el gallo)
•Propietario: Ninguno
-Puede absorber la electricidad y con el Chu Bao, ubicada en la parte trasera de su armadura, puede lanzar rayos de energía.
-En momentos de pelea muestra una actitud provocadora, saca sus alas y cabeza de su armadura en forma de esfera, la cual es la más resistente de los doce.
-Le gusta los chismes y también pelear, pero sobre todo los chismes, lo cual podría perjudicar a su portador.
-Suele meterse dentro de su armadura y negarse a salir, incluso aun así su portador se lo pida.
-Se lleva bien con Sandira y Vajra. Suele mantener distancias con Andira, ya que no se soportan el uno al otro.
-Elemento: Metal.

Catura (el perro)
•Propietario: Ninguno
-Su sentido de justicia es fuerte, lo que lo lleva a hacer de moderador o juez cuando sus compañeros pelean y no está satisfecho sí no se resuelve.
-Transformando su cuerpo en un mazo, llamado Bao Chuí, para atacar a su oponente.
-Es capaz de manipular el agua en su técnica Shuvabojana, dónde logra crear una fuerte ola en dirección de su oponente.
-Veloz al momento de correr, lo que lo hace un gran perseguidor cuando su enemigo intenta escapar.
-Es amigo con Mihira e Indra. Se lleva muy mal con Majira.
-Elemento: Agua.

Vikarala (el cerdo)
•Propietario: Ninguno
-Es un observador, siempre con su amplia sonrisa, analizando su entorno, este o no en un combate.
-Tiene una técnica llamada Lun Bao, donde emite un rayo de energía con forma circular de color verde y al pasar alguien por medio de esta, se cura instantáneamente.
-Capaz de expulsar por su boca un líquido negro, el cual al cabo de un breve momento se endurece, llamado Jabali bog.
-Las embestidas con sus colmillos pueden resultar letales, pues es poseedor de una gran fuerza.
-Se lleva mejor con Andira y Pajira. No se lleva mal con nadie.
-Elemento: Agua.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.